Frases Tokyo Ghoul

Frases Tokyo Ghoul

Hoy os traigo una selección de las mejores citas y frases de Tokyo Ghoul. En ellas los personajes expresan sentimientos, emociones y alguna característica que me ha llamado la atención mucho. Disfrutad de ellas, seguro que os gustarán.

Para sí mismo: «No soy el protagonista de una novela o algo así. Sólo soy una estudiante universitaria a la que le gusta leer, como se puede encontrar en cualquier parte. Pero…. si, por el bien del argumento, escribieras una historia conmigo en el papel principal, ciertamente sería…. una tragedia»

A Touka (aferrándose desesperadamente a su ser humano): «¿Por qué….? ¿Por qué estoy haciendo esto? Me equivoqué al comer esa carne después de todo. Eso fue lo que pensé, y busqué desesperadamente otro camino. Aún así, esto no es lo que quiero. Este no es el camino! Carne humana… no hay forma de que pueda comerla. ¿Cómo puedo comerlo, porque soy humano? ¡Soy diferente de ustedes, monstruos!»

Para sí mismo: «A cambio del placer de vivir como una persona que los demonios pueden tener…. recibimos esto en cambio. Estamos abrumados por nuestros apetitos. Entiendo la sensación de hundirse en el placer. En cierto modo, es natural que existan demonios como Rize-san. Sin embargo… No voy a perderme de vista. Esa es mi forma de luchar.»

A Nishiki (sobre las relaciones humanas y macabros): Lo sé…. hay demonios que sólo ven a los humanos como objetivos a los que hay que atacar, y por otro lado, hay humanos que han decidido que los demonios son sólo monstruos inhumanos….». Pero no creo que ninguno de los dos sean correctos. Creo que lo que se necesita es la «distancia correcta». En lugar de andar vagando mutuamente por la existencia del otro, deberíamos respetarnos un poco más»

A Rize (en su alucinación): «No dejaré que eso suceda. No sólo Aogiri, cualquiera que se atreva a quitarme mi lugar para estar. No perdonaré a nadie que amenace la paz en mi vida. Es como recoger los granos de café a mano. Por el bien de una buena taza de café, sacamos los que son basura»

Para sí mismo (mientras canibalizaba los experimentos fallidos de Kanou): «En este mundo, los fuertes devoran a los débiles. ¿Quiénes son los fuertes? Lo estoy. ¡Lo estoy, carajo!»

Para sí mismo: «Madre, madre, heey~ Estoy distorsionado. ¿Yo? ¿Yo? Mememe. Porque voy a proteger a todos…»

A sí mismo en un estado lúcido en Tokyo Ghoul √A: «M-mis dedos…. en la pinza…. Ciempiés… en mis oídos… Mil menos… Mil menos… s-siete… siete es lo que…?»

Frases Tokyo Ghoul: Days

 

Para esconderse: «Caín solía ser visto como malvado, ya sabes. Bueno, quiero decir, ahora también puede ser entendido como’malvado’. Pero si sólo piensas en Caín, puedes ver que tuvo que hacer lo que hizo para poder seguir adelante, creo. Habría sido insoportable para él, ¿sabes?»

A sí mismo (internamente): «Quiero ser un puente, decirle a los demonios cómo se siente la gente y hacerles saber lo que piensan y sienten los demonios. Porque ahora sólo hay odio entre los dos grupos, pero si cada uno entendiera al otro, creo que eso podría cambiar. Incluso si mi presencia es indeseada, quiero estar involucrado con humanos y demonios»

Para Touka: «Los libros de ficción dan al lector la oportunidad de alejarse de su propia realidad y ponerse en la piel de los personajes, y le muestran un mundo que no es el que usted ya conoce. Y a veces la historia no es tan diferente de la tuya, y te permite acercarte a tus propios sentimientos. Así que cuando cierras un libro acabas de terminar de leerlo y vuelves a la realidad, todo el dolor y la tristeza que antes no podías poner en palabras siguen ahí en esas páginas. Y eso puede ser reconfortante»

A sí mismo (internamente): «A veces te enfrentas a las partes feas de ti mismo que no quieres ver, pero los libros también pueden decirte mucho sobre las cosas que no notaste cuando sólo estás tratando de superarlas de alguna manera».

Frases Tokyo Ghoul: re

A Haise (en un sueño): «Esa excelencia ahora mismo es una molestia. Eso es correcto. Donato tiene que seguir probándose a sí mismo. Quiere demostrar lo valioso que es. ¿No es ese el caso contigo también? Porque eres igual que Donato. Todo lo que haces es complacerte en este retorcido autovalor que tienes para ti mismo. Y si no lo haces, no durarás. Eventualmente, te romperás y te volverás inútil. Una vez que eso suceda, te romperás y serás desechado. ¿Verdad, Haise?»

Para sí mismo: «Yo… podría morir hoy. No… para estar en lo correcto…. o muero o desaparezco. Sólo hay dos opciones. El poder que necesito para tratar con él… es demasiado… si tengo que recurrir a él…. Desapareceré…»

Por Akira: «¿Por qué, por qué lo escondes? Es… ¿Es porque soy el demonio del parche ocular? ¿Es porque fui yo quien mató a Amon Koutarou? El miedo de despertar y no saber nada. ¿Sabes cómo es eso? Cómo sólo puedo aferrarme a lo que me ha sido dado…. Cómo es que ni siquiera conozco a mis propios padres…. ¿De dónde vengo yo…? I… I… ¿Quién soy yo? ¡No soy Haise! Yo soy… Yo soy…»

Por Eto: «En realidad, me pregunto… ¿Por qué tengo que salvar a una basura como tú?»

A Urie: «Todas las pérdidas en este mundo se deben a la falta de habilidad. Si quieres maldecir algo, maldice tu propia debilidad»

Esconderse (en su mente): «Esconderse… Ya sabes… I… Estoy tan solo sin ti…»

A sí mismo (aceptarse a sí mismo): Negro y azul, dando vueltas y vueltas a las cosas que había elegido innumerables veces, repitiendo siempre las mismas acciones….». Desgarbado. Qué incómodo. Indeciso. Débil. Inútil sin fin. Eso es lo que soy»

Para sí mismo: «A las puertas de la Muerte, finalmente me tropecé con la retorcida verdad. Rize, Hide, siempre estuvo todo dentro de mí, después de todo. No eran más que una extensión de mí mismo. La gente que quiero conocer. Las cosas que quiero que me digan. «Esconderme me detendrá seguro». Tan pronto como empecé a pensar que en algún lugar dentro de mí, yo mismo empecé a desearlo. Deseando vivir.»

A Kiyoko y Mougan: «Yo soy el Rey de un solo ojo»

A los demonios: «Llevaré a cabo el último deseo del Rey anterior, y crearé un mundo donde los demonios y los humanos puedan entenderse entre sí»

A los demonios: «‘Los demonios deben ser exterminados.’ «Para vivir, debemos matar y comer humanos. La razón por la que nuestra relación mutuamente destructiva nunca ha cambiado es porque nunca, juntos, hemos hecho un intento de dar el más mínimo paso adelante. Los demonios y los humanos pueden entenderse entre sí…. El hecho de que yo, que una vez fui humano, esté aquí ante ustedes es prueba suficiente»

A Amón: «Es porque somos iguales. Aislados de la sociedad, capaces de consumir algunas cosas específicas…. Me recuerdan a mí mismo. Realmente creía que era un ser humano de buen corazón, pero… Estaba equivocado. Había unos pocos humanos que eran importantes para mí, pero la mayoría de ellos me importaban un bledo. No me importa ponerme del lado de los que no puedo ver. Lucho por los que están cerca de mí. Y resulta que la mayoría son demonios»

A Shinsanpei: No soy tan fácil de convencer, novato»

Para sí mismo: «No retrocederé, seguiré adelante, como un ciempiés.»

A Furuta: «Furuta, yo era el tipo de humano que se encuentra en cualquier parte. Del tipo al que le encanta leer. Pero en ese fatídico día con Rize, fui expulsado del mundo humano. Y todo empezó a cambiar. Me amenazaron de muerte. Fui horriblemente torturado. Incapaz de lograr lo que quería, incluso perdí. Pero encontré un nuevo lugar al que pertenecía. Aliados. Amigos. Gente a la que podría llamar a mis profesores. Gente que amo. Y aunque he cometido tantos errores y he herido a tantos, simplemente no creo que todo haya sido en vano. Y por eso, aunque supiera todo lo que pasaría después, habría ido a ver a Rize ese día. Para mí, todo era necesario. Este mundo… Este mundo no está mal. Simplemente lo es. Y aunque «eventualmente» todo se convierta en nada, seguiré luchando como lo hice hoy, Furuta»

Para sí mismo: «Si, digamos, escribieras una historia conmigo como protagonista, sería sin duda una tragedia. No. Todos son iguales, de hecho. Él es el protagonista de su novela, y ella es la protagonista de su película. Todos los que caminan por esta tierra son los protagonistas de sus propias tragedias. Todos roban, y de todos, algo es robado. No podemos evitarlo. Eso es lo que somos. Robar, y ser robado. Prisión, y ser encarcelado. Sígueme, y que te sigan. Hazlo, y que así sea. Afirmar y negar una y otra vez. Luchamos incesantemente para salvarnos de la pérdida. Y sin embargo, la gente y los lugares que amamos un día seguramente se perderán. Seguramente todos seremos olvidados. La vida es triste. Vacío. Pero, a pesar de saber que un día estaremos desamparados, a pesar de saber que un día desapareceremos, todavía nos esforzamos de manera desdichada. Todavía deseamos ser hermosos. Y lo considero. «¿Cuál?» Yo elijo. «Este.» Siempre eligiendo, siempre siendo elegido. Nada más. Nada menos.»

Música de Tokyo Ghoul

Música de Tokyo Ghoul

Un apartado que me ha encantado de esta serie anime ha sido el apartado musical. El tema introductorio es precioso y no es algo que me apasione normalmente en las series o películas que voy viendo, cuando detecto una pieza tan buena y exquisita como esta, merece ser contada.

Os parecerá una “chorrada” pero, siempre que la historia es buena y su argumento te engancha, debe ir acompañada de una banda sonora acorde. En la mayoría de películas que acaban siendo de culto (o muy buenas) la banda sonora es acorde a la calidad de la misma.

La composición corre a cargo de Yutaka Yamada, un chaval de a penas 29 años que se ha hecho un hueco en la esfera musical con una música poco acorde a su edad y supuesta experiencia. Está claro que los que llevan el talento musical en la sangre, desde bien temprano los vemos triunfando o creando piezas de esta calidad.

Tokyo Ghoul Symphonie retrata la ciudad de Tokyo en la que nos hemos inmerso en esta serie, donde los humanos y los Ghoul viven en una sociedad sombría e imperfecta en el que los monstruos devoran humanos como tú y yo tomamos un café en el Starbucks de la esquina. Pecado, lujuria y monstruos inundan estas líneas musicales.

Música de Tokyo Ghoul – Tema del inicio de la serie